Lunes, 11 Diciembre 2017
LocalXpress Twitter Facebook
Entrevista a Fernando Palarea

¡Volando voy, volando vengo!

LOCALXPRESS | Publicado: 24/10/2017 12:08:00 CET
desiertoNamibXpreview

Viajar alrededor del mundo es un sueño que muchos querrían cumplir. Fernando Palerea, periodista tinerfeño, ha tenido la suerte de hacerlo realidad para realizar la segunda temporada del programa de viajes “El Turista”.


 ¿Cómo se le presenta la oportunidad de trabajar como periodista recorriendo el mundo?


La primera oportunidad la coseché tras ganar, junto a mi pareja, un concurso a nivel nacional en el que se debía promocionar un destino siguiendo una serie de pautas. Elegimos Tenerife y ganamos. El premio consistía en un contrato de 6 meses realizando esta misma labor en 12 ciudades a lo largo del mundo, pero gustó y el contrato se hizo indefinido. La propuesta de poder realizar la segunda temporada de “El Turista”, me la tomé como un reto, así que di el paso de pedir una excedencia y embarcarme en este ambicioso proyecto.


¿Cuántos países tienen pensados visitar?


En estos 14 meses tenemos pensado superar la barrera de 50 países en todos los continentes. Comenzamos por África, seguimos por Asia y para final de año estaremos en Oceanía. El 2018 lo estrenaremos en la Antártida, luego, recorreremos América de Sur a Norte y de ahí a un tour final por Europa.


¿El idioma puede ser un inconveniente?


Puede serlo. Ojalá no existiese esta frontera y pudiésemos comunicarnos todos. Aunque quizás también ahí radica otra situación especial, la de saber comunicarse y regalarse sonrisas intentando comunicarnos. Por ejemplo, con las tribus en África, que me era imposible comunicarme con palabras, los gestos, las miradas y las sonrisas me confirmaron que este es el mejor lenguaje.


¿Es necesario dejar las comodidades a un lado?


En un viaje tan largo y ante tantas situaciones, es común que hayan muchas adversidades. Así que sí, hay que dejar a un lado las comodidades, tener más flexibilidad y paciencia e intentar ser muy empáticos. Hay cosas que nos pueden parecer surrealistas que para los locales son absolutamente normales o comunes, porque desde pequeños esa ha sido su realidad.


¿Puede afectar psicológicamente una experiencia así?


Sí. Es más, la mayoría de vueltas al mundo no se completan o se aceleran para que acaben antes. ¿Los motivos? Una mala previsión económica y sobre todo el esfuerzo psicológico de no conseguir adaptarse a los cambios, a dejar esa zona de confort.


¿Qué tiene pensado hacer cuando regrese?


Sinceramente no es algo que haya pensado demasiado. Aún me queda casi un año por delante e intento disfrutar cada minuto de esta aventura. Lo que sí tengo clarísimo es que le dedicaré tiempo a mi familia.


 

Te puede interesar