Domingo, 18 Noviembre 2018
LocalXpress Twitter Facebook

1, 2, 3... ¡a entrenar!

LOCALXPRESS | Publicado: 01/10/2018 14:17:00 CET
Entrenar1

Por Daniel Arricivita | Entrenador personal | Ciencias de la Actividad Física y el Deporte | Persistencia en objetivos y audacia en los nuevos retos


El día 23 de septiembre se acabó oficialmente el verano. Ahora toca volver a la rutina… ¡qué expresión tan usada en esta época!


Desde nuestro punto de vista, se impone ahora volver a poner en marcha todos los hábitos buenos que habíamos adquirido o marcarnos un inicio para empezar de cero. Eso no significa aburrimiento, desgana u otra palabra de decaimiento: al contrario. Hay que activar todos los mecanismos posibles para encontrar la forma física y buscar esos beneficios que ayudan a mejorar nuestro bienestar. Para ello, hay que desprenderse poco a poco de las “otras rutinas veraniegas” para entrar en las rutinas diarias en lo que se refiere a la alimentación y la actividad física.


De momento, vamos a empezar con desprendernos de comidas y bebidas superfluas que solamente aportan más calorías de las necesarias. Demos la bienvenida a las frutas, las ensaladas, las verduras (nuestros potajes) y las carnes magras y compongamos platos apetitosos y sanos. “Cada maestrillo tiene su librillo” y en esto de los consejos dietéticos hay mucha literatura a la que acudir. Lo mejor, como siempre, es ponerse en manos profesionales pero como propuesta puede valer el comer de forma variada, manejar los grupos de alimentos en sus proporciones adecuadas y en raciones moderadas, comer fruta y verdura, hidratarse con agua y evitar ayunos innecesarios y prolongados. Todo esto si no hay ninguna patología previa que nos pueda condicionar la alimentación.


Y sobre todo, ¡moverse! Realizar actividad física diaria.


Para todas aquellas personas que ya piensan en recuperar la forma física y para los que se inician en la aventura de apuntarse a un gimnasio y/o que desean una preparación física personalizada, es bueno que se pongan en buenas manos de profesionales. No todo vale en este mundo del ejercicio. Y por otra parte, y si pueden, que busquen locales que satisfagan sus necesidades y sean accesibles. ¡Todo sea por el ejercicio!


No obstante, como consejos generales es importante que incorporemos la actividad física en nuestro tiempo de ocio (por ejemplo, paseos a pie, caminar, montar en bicicleta, pequeñas carreras, etc.) y en el trabajo o la actividad doméstica (no permanecer sentados mucho tiempo, subir escaleras, caminar en los desplazamientos, etc.). La OMS recomienda como mínimo que se dediquen 150 minutos semanales a la práctica física aeróbica, de intensidad moderada, o bien 75 minutos de intensidad vigorosa. El tiempo y la intensidad se pueden ir modificando y combinando conforme a la frecuencia de la práctica física y no hay que olvidar que hay que aprovechar ese momento para fortalecer los grupos musculares.


Al fin y al cabo, tanto en la alimentación como en la actividad física, todo es cuestión de equilibrio y si conseguimos mantenerlo, nos hará sentirnos mejor física, mental y socialmente en nuestro entorno.

Te puede interesar
Últimas noticias
Línea Directa
MyPlace