Lunes, 18 Febrero 2019
LocalXpress Twitter Facebook
Jorge Javier Vázquez y la magia del teatro

"No hay género más potente que la vida"

LOCALXPRESS | Publicado: 17/01/2019 16:00:00 CET
jjv3

Iba en serio. "Siempre me ha gustado el teatro como espectador y no había reunido el valor suficiente para hacerlo. Pero ha llegado el momento". La frase se oía en La vida iba en serio, la primera obra del polifacético Jorge Javier Vázquez, y quizás hubo quien no se tomó en serio que llegaba al teatro para quedarse. Ahora, con Grandes éxitos, Vázquez llega a la isla el domingo 20 y el lunes 21 al Auditorio de Tenerife para mostrar sobre el escenario junto a los artistas Inés León, Alejandro Vera y Beatriz Ros su segunda puesta en escena, escrita y dirigida por Juan Carlos Rubio, sin dejar de lado su trabajo como presentador del recientemente estrenado GH DÚO y Sálvame.


¿Qué se encuentra el espectador en esta obra?


El público verá a un presentador que, curiosamente, se llama Jorge Javier Vázquez, al que le ofrecen grabar un disco. Soy yo, y acepto grabarlo, pero con tres condiciones. Primero, que se llame “Grandes éxitos”, algo raro porque yo no he grabado ni un solo disco. Segundo, que se haga en directo, en un teatro, para demostrar que tengo voz. Tercero: hacer un dúo con ella, Blanca del Bosque, que la interpreta Inés León, y que en su día fue una artista muy renombrada y con la que me llevaba muy bien, pero que a raíz de venir a un programa de televisión, no acaba bien la relación. El espectáculo, además, suma ahora la música en directo, que le da un plus al espectáculo, más riesgo, más verdad… Es un show.


Llegar es complicado, pero mantenerse, aún más…


A ver… yo tengo una cosa muy buena. Gracias a la televisión me viene a ver muchísima gente, y otra también, que por la televisión no me vienen a ver. En el teatro, para mí, es empezar de una manera muy humilde, con pasitos muy cortos y haciéndome un público, con espectáculos en los que la gente acabe contenta y quiera repetir. Sé que en Las Palmas de Gran Canaria hubo mucha gente que vio el primero y repitió con el segundo: eso está muy bien y, además, se añade nueva gente.


Si nos fijamos en la primera obra, has dado un salto del drama a la comedia. Dependiendo del ojo que lo mire, hay quien se mueve como pez en el agua con el drama, y otros se desenvuelven entre risas. Al Jorge Javier Vázquez que está tras la pantalla lo hemos visto moderando y gestionando ambos en situaciones del reciente GH VIP, y lo veremos en GH DÚO. Pero… ¿los televidentes son más de drama o prefieren la comedia?


Creo que todo en su punto. Las buenas obras y los buenos programas de televisión deben tener todo tipo de sentimientos, desde comedia hasta sus puntos de conflicto y drama. Un buen drama nos engancha a todos muchísimo también. Pero siempre, todo drama es agotador…


¿Cómo compaginar todo?


Mucha disciplina y, sobre todo, que te guste muchísimo hacer lo que haces. Que te vaya bien, es fundamental. Ten en cuenta que si nos pegásemos una paliza cada semana viajando por España, llegásemos a los sitios y te los encontrases vacíos… te da un bajón. Pero mira, en el Gran Canaria Arena, en Las Palmas, había más de 2.300 personas, ósea que… fíjate lo que es llegar a cada teatro casi con el cartel de “no hay localidades”. La cuestión es pasártelo bien y que te luzca lo que haces.


Tu actuación en Tenerife de la primera obra de teatro fue, en palabras tuyas, ‘la mejor de todas las que hicisteis’...


Para mí la primera que hicimos en Tenerife, el domingo, fue la mejor. Fue estupenda. Estábamos alucinados todos. La respuesta del público, cómo disfrutaban, cómo paraban la función continuamente con aplausos… y espero que este fin de semana repitamos.


Sin duda, la telerrealidad llegó hace casi veinte años de una manera muy notable con el primer Gran Hermano y se ha asentado, siendo base indiscutible de la televisión actual y dejando datos de audiencia destacables. ¿Queda aún telerrealidad para rato?


Yo creo que sí. Al final es un género que tiene mucho de verdad, que tiene mucho que ver con la vida, y eso siempre al espectador le gusta y le engancha. Cosas que le muevan, que le hablen de sentimientos. Todo programa que hable de sentimientos va a tener un espectador que se enganche. Es que es el género más potente que hay. No hay género más potente que la vida.


¿Cuál es el favorito de los formatos que has presentado?


Me parece muy injusto hablar de un programa favorito, porque cada uno de ellos en su momento me aportó algo. Desde luego, para mí Sálvame fue una auténtica tabla de salvación, porque apareció en un momento de mi vida en el que no tenía absolutamente nada. Llegó a mi vida y a mí, automáticamente, me salvó, e hizo que volviera a creer en mí.


En cuanto a los concursos, ¿qué me dices de los concursantes? ¿Desconocidos o famosos?


Muchas veces no depende de ti, sino de lo que suceda en el programa. Tu puedes organizar en tu cabeza un casting maravilloso pero, por lo que sea, no funciona, y ante eso… ¿qué puedes hacer? Muchas veces el mérito no es tanto del presentador, sino de lo que suceda dentro, de que conecten con el público. Es fundamental: si no, no hay nada que hacer.


En esta edición pasada lo vimos con Miriam…


Exacto. Tú puedes ser muy bueno, pero si no tienes elementos a los que agarrarte…


Este año también se ha hablado mucho de quién está detrás de la nueva imagen de Jorge Javier Vázquez, y tiene mano tinerfeña…


Me hace mucha gracia, porque dicen que me opero continuamente [se ríe]. Alberto Dugarte es el culpable de mis caras nuevas. Date cuenta que el público te ve de lejos en el teatro, lo que te permite jugar con correcciones que la televisión no te permite por primerísimos planos. Se notaría mogollón. Luego yo cometo el error de que, cuando acaba una función, me hago fotos con el maquillaje de teatro, entonces la gente alucina. Cuando no tienes las luces que tienes en el escenario, todo tiene un toque muy raro. ‘Le han desaparecido las bolsas de los ojos’ o ‘Tiene la nariz más afilada’… y no: todo es obra del maquillaje. Cuando me lo quito, todo vuelve a su ser.


Filología que ha derivado en presentación de televisión, escuela con laboratorio de la voz o teatro con Grandes éxitos. ¿Aún quedan facetas que descubrir?


No lo sé. A mí la vida me ha ido sorprendiendo. He tenido la suerte de que poco a poco han ido apareciendo en mi vida proyectos que me han ido estimulando, pero fíjate que no he tenido que ir yo a buscarlos. Sí que han aparecido y me he sumado a ellos, ser valiente y hacerlo. En mi caso, he tenido la suerte de que ha aparecido poco a poco. A mí lo que me gustaría es seguir haciendo teatro, por encima de todo.


Tener al público en pie como en un teatro debe ser increíble…


Sí. El otro día volvía de hacer una función y coincidí en el avión con Lola Herrera, que venía de hacer Cinco horas con Mario, y hablábamos de la magia del teatro, de lo que es saber que lo que haces tiene respuesta inmediata, que cada día es distinto… es maravilloso.

Te puede interesar