Lunes, 20 Mayo 2019
LocalXpress Twitter Facebook
Reinas o Reyes: ¿a quién le importa?

Rompiendo tabúes

LOCALXPRESS | Publicado: 01/03/2019 00:00:00 CET
ddd

Por Alberto Castilla | Comunicador | @albertocastillatfe


Se veía venir. Hace mucho que sé que en algún momento ocurriría, mas nunca esperé tan alto revuelo ni tan cortas miras.


En el ciclo natural de las cosas todo evoluciona, adaptándose a nuevas realidades que no podemos negar. Que existen y por tanto representan. Que demuestran que las reglas están para romperlas. Al menos cuando sea necesario hacerlo.


El año pasado las acusaciones de sexismo en las galas del Carnaval de Tenerife abrieron la caja de los truenos. Unas declaraciones oportunistas y con intereses políticos lograron poner en el ojo del huracán la reputación de un carnaval de renombre y bienintencionado como el nuestro, lo que suscitó todo tipo de críticas. Y si bien es cierto que el propósito de lo ocurrido fue cuestionable, no se puede tapar el sol con un dedo. Porque cuando hay algo de verdad en un argumento, aunque se trate de un asunto espinoso, es necesario mirarlo de frente y no enterrar la cabeza como se ha hecho. Así que lo siento por quienes se puedan molestar: sí que es el caso.


El carnaval de Yecla, en Murcia, tiene este año y por primera vez en su historia un rey del carnaval. Lo tiene porque para Pablo Reig, de tan solo 16 años, es el sueño de su vida. Y tan alto propósito le ha llevado a superar obstáculos de todo tipo para romper las barreras que existen, abrir mentes y en consecuencia camino. En casa sus padres, carnavaleros de siempre, decían que sería imposible. Sin embargo, demostró que era cuestión de tiempo. De otros tiempos.


Ya hay precedentes de cambios en las bases de estos concursos en el Carnaval de Santa Cruz, que el año pasado elegía a la Reina del Carnaval con mayor edad tras que una petición hace años lograse cambiar las bases que sesgaban la edad de las candidatas adultas. En Las Palmas de Gran Canaria hace ya 10 años y con la participación de la popular Amor Romeira, se dio un paso al frente permitiendo la participación abiertamente de transexuales y mujeres con discapacidad. ¿Y qué pasó entonces? Nada. Cuatro años antes, Isabel Torres ya como candidata oficial se declaraba transexual y participó en la gala. Incluso Miss Universo este pasado año acogió como concursante a la transexual española Ángela Ponce. Y tampoco pasó nada.


Los cambios justificados en las bases no destrozan los concursos. Suman. Se avanza en derechos y por lo tanto se amplía el universo de los mismos tal como acontecería en nuestro carnaval. En mi cabeza me pregunto qué hay de malo en que se impulsen cambios culturales que remuevan estereotipos y prejuicios de género. Porque haberlos haylos, y no por eso el carnaval es sexista. Aunque sí es cierto que los tiempos cambian, las costumbres se adaptan y como sociedad debemos avanzar. Ha de ser así. Y además hemos de atrevernos a dar ese paso sin miedo. Con representantes valientes que miren hacia adelante y por todos, independientemente de la condición o rol sexual.


Así que no entiendo el porqué de tanta polémica. Parece mentira que tras las suspicacias, el Carnaval, el nuestro, no haya sabido ver aún la oportunidad que significa tener a un hombre sobre el escenario de la gala que tiene las fantasías más grandes del mundo. LPGC ha despertado un interés gigante con sus reinonas y han sabido crear marca propia, dar a la fiesta una novedad que no solo ha llamado la atención del público sino que ha logrado ser un revulsivo, revolucionar el carnaval de Las Palmas. Ponerlo de moda. Captar la curiosidad del mundo.


Tener a un hombre sobre el escenario de este concurso es cuestión de tiempo. De poco diría yo. Una oportunidad de la que Santa Cruz reniega y que sin embargo encumbrará a los valientes que se atrevan a hacerla realidad; donde sea. Y por supuesto no pasará nada porque una edición de la fiesta en vez de una reina tenga un rey. Y tampoco pasará nada porque compitan en el mismo formato y en el mismo concurso sin necesidad de crear uno nuevo. No pasará nada malo porque esto dará alas a los artistas, que son los que han llevado al “cielo” del espectáculo el concurso de las fantasías de record. Ellos son los responsables y los que saldrán beneficiados cuando esto ocurra. Cuando con la mente abierta se atrevan a afrontar este tema sin el recelo de los prejuicios. Y entonces se inspiren y se crezcan. Eso volverá a cambiar todo para siempre sin que por ello pase nada, como ya ocurrió.


Y que conste que no pretendo adoctrinar a nadie con mis palabras pues no tengo verdad ninguna. Mas es mi opinión.

Te puede interesar